Conéctate con nosotros
El misterioso y gigante monolito de Tláloc que parece una "nave espacial" El misterioso y gigante monolito de Tláloc que parece una "nave espacial"

HISTORIA OCULTA

El misterioso y gigante monolito de Tláloc que parece una «nave espacial»

El misterioso monolito Tláloc. Imagen: History Eco

Una sorprendente estructura antigua conocida como «Monolito de Tláloc» en honor a un importante dios azteca, ha despertado la curiosidad de diversos investigadores por varias décadas. Rodeado de leyendas e historias increíbles, incluso el monolito se plantea como algo de origen no humano, y algunos creen que se asemeja a una nave espacial. ¿La representación de una antigua visión de la llegada de antiguos astronautas?

El Monolito de Tláloc es una colosal estatua de piedra que representa al dios azteca de la lluvia, el agua, el rayo y la agricultura, Tláloc. Este magnífico monumento, considerado el mayor monolito de América, se erigía cerca de la ciudad de Coatlinchan (que significa «hogar de las serpientes»). En la actualidad, el imponente Monolito de Tláloc adorna la entrada del Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México.

En este artículo, nos adentraremos en la historia, el descubrimiento y la importancia de esta antigua obra maestra, además de explorar los misterios que se esconden tras este antiguo enigma.

Te puede gustar:

¿Quién fue Tláloc?

Tláloc era una de las deidades más importantes y veneradas del panteón azteca. Se cree que su nombre es una combinación de dos palabras náhuatl, thali y oc, que significan «tierra» y «algo en la superficie», respectivamente. Como dios asociado principalmente a los fenómenos meteorológicos relacionados con el agua, Tlaloc tenía una naturaleza dual en la creencia azteca.

Dios Tláloc, del Codex Rios

Dios Tláloc, del Codex Rios. Imagen: Wikimedia Commons

Aspectos benévolos y malévolos

Por un lado, Tlaloc era una figura benévola que enviaba lluvia a la Tierra, un elemento crucial para la agricultura y la vida. Por otro lado, también podía desatar su poder destructivo provocando tormentas, sequías y otros desastres que trastornaban la vida de la gente. Esta doble naturaleza hizo de Tláloc una deidad esencial y formidable a los ojos de los antiguos aztecas.

Culto y ofrendas

El Templo Mayor de Tenochtitlán estaba dedicado a dos deidades, una de las cuales era Tláloc. La otra era Huitzilopochtli, el dios azteca de la guerra. Los escalones que conducían al santuario de Tlaloc estaban pintados de azul y blanco, simbolizando el agua, el elemento del dios. Las ofrendas que se encontraban en el santuario incluían objetos relacionados con el mar, como corales y conchas marinas, lo que enfatizaba aún más la asociación de Tláloc con el agua.

Monumentos en honor a Tlaloc

Tláloc fue venerado en todo el Imperio Azteca, y se han descubierto varios monumentos y artefactos que atestiguan su importancia:

El monolito de Tlaloc en Morelos

El Monolito de Tláloc en Morelos

El Monolito de Tláloc en Morelos. Imagen: History Eco

Podría decirse que la representación más impresionante de Tláloc es el propio Monolito de Tláloc. Al igual que el monolito hallado en Morelos, esta enorme talla de piedra también data del siglo VIII d. C. (aunque algunas fuentes sugieren que data del siglo V). Con un peso estimado de 152 toneladas y una altura de 7 metros, el Monolito de Tláloc está considerado el mayor monolito conocido de América.

El monolito presenta grabados de imágenes agrícolas y la imagen de Tláloc en sus laterales. Los arqueólogos especulan que este monolito se utilizaba con fines rituales, concretamente para solicitar la lluvia al dios. Curiosamente, se ha observado que el monolito nunca fue completado por sus creadores.

El altar del Templo Mayor de Tenochtitlan

Otro notable artefacto relacionado con Tláloc fue desenterrado en 2006 en las ruinas del Templo Mayor de Tenochtitlán, en Ciudad de México. Este altar de piedra y tierra, que se cree que tiene unos 500 años de antigüedad, fue descubierto en el lado oeste del templo. El altar presenta un friso que representa a Tláloc y a otra deidad agrícola.

Descubrimiento y redescubrimiento

El Monolito de Tláloc fue redescubierto por primera vez a mediados del siglo XIX, en el fondo del lecho de un río seco cerca de la ciudad de Coatlinchan. Permaneció en su ubicación original hasta el siglo XX, cuando se decidió trasladar el monolito a Ciudad de México para adornar la entrada del recién construido Museo Nacional de Antropología.

Monolito de Tláloc en Coatlinchan, México

Monolito de Tláloc en Coatlinchan, México. Imagen: Rodney Gallop, courtesy Nigel Gallop

Retos y celebraciones del traslado

Transportar el enorme Monolito de Tláloc no fue tarea fácil. Los habitantes de Coatlinchan acabaron accediendo a la petición de traslado con la condición de que se construyeran en su pueblo ciertas instalaciones, como una carretera gubernamental, una escuela y un centro médico. Este acuerdo propició el increíble viaje del monolito a Ciudad de México el 16 de abril de 1964.

El Monolito de Tláloc fue transportado en un gigantesco remolque construido a tal efecto, recorriendo una distancia aproximada de 48 km. A su llegada a la capital, el monolito fue recibido por una multitud de 25.000 personas en la plaza del Zócalo, así como por una inusual tormenta que se produjo durante la estación seca.

El transporte del monolito de Tláloc fue complicado

El transporte del monolito de Tláloc fue complicado. Imagen:

Esfuerzos de conservación

Desde su instalación en la entrada del Museo Nacional de Antropología, el Monolito de Tláloc ha estado expuesto a la intemperie, lo que ha provocado su deterioro con el paso del tiempo. En 2014, expertos comenzaron a evaluar el estado del monolito para preparar los trabajos de restauración.

Misterios en torno al monolito

El descubrimiento y la historia del Monolito de Tláloc están envueltos en una serie de preguntas sin respuesta y detalles enigmáticos:

Orígenes y cantera

Uno de los interrogantes que persisten en torno al Monolito de Tláloc es el origen de la piedra de andesita de 167 toneladas con la que fue tallado. Hasta la fecha, nunca se ha encontrado la cantera de la que se extrajo la piedra.

Métodos de transporte

Otro misterio que rodea al monolito es cómo los aztecas (u otras tribus indígenas) transportaban una estatua tan colosal sin acceso a vehículos con ruedas, según la narración histórica oficial.

Posición prevista y daños

El monolito de Tláloc se encontró tumbado de espaldas, lo cual es inusual porque parece que la estatua estaba pensada para estar de pie. Además, la parte frontal del monolito está muy dañada. No está claro si los daños fueron causados por el hombre o por la naturaleza.

Monolito de Tláloc en la entrada del National Museum of Anthropology en Mexico

Monolito de Tláloc en la entrada del National Museum of Anthropology en Mexico. Imagen: Pixabay

Especulaciones sobre la finalidad del monolito

Dada la ubicación del monolito en el lecho de un río y sus peculiares elementos estructurales (como la enorme parte trasera de la estatua y el agujero «ritual» en la parte superior), algunos han teorizado que el Monolito de Tláloc podría haber servido como pilar de un antiguo puente que cruzaba el río. Sin embargo, esta teoría sugeriría la existencia de otras estatuas similares, que aún no han sido descubiertas o excavadas en el área de Texcoco.

Conclusión

El Antiguo Monolito Gigante de Tláloc sigue siendo un enigmático testimonio de la civilización azteca y de su complejo sistema de creencias. A la entrada del Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México, sigue cautivando e intrigando a visitantes de todo el mundo. A pesar de los numerosos interrogantes y misterios que aún rodean a este colosal artefacto, el Monolito de Tláloc perdura como símbolo de la rica herencia cultural del antiguo pueblo azteca.

¿Te gustó este artículo? Síguenos en nuestra página de Facebook: Planeta Maldek para que no te pierdas ningún contenido. Además, puedes visitar nuestra portada y acceder a todos los artículos. Además puedes seguirnos en Telegram para recibir al instante la información que aquí publicamos. ¡Gracias por unirte!

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HISTORIA OCULTA

Historia oculta: el enfrentamiento entre Atlantes y Lemurianos que definió el futuro

Historia oculta: el enfrentamiento entre Atlantes y Lemurianos que definió el futuro
La guerra entre Atlántida y Lemuria

Existe un apartado oculto de nuestra historia, y es una colosal guerra entre dos civilizaciones avanzadas: Atlantes y Lemurianos. Se trata de un evento no considerado en los libros, pero que definió el futuro.

(más…)

Sigue leyendo

HISTORIA OCULTA

La Tablilla egipcia que «destroza» nuestra historia

La Tablilla egipcia que "destroza" nuestra historia
La Tablilla egipcia que "destroza" nuestra historia

¿Qué secretos esconden las antiguas civilizaciones de Egipto? ¿Fue esta tierra gobernada una vez por extraterrestres? Si le dijera que unas tablillas podrían cambiar la comprensión misma de lo que sabemos sobre los orígenes del antiguo Egipto, la humanidad y la historia del mundo, ¿me creería?

(más…)

Sigue leyendo

HISTORIA OCULTA

Un ancestral sello cilíndrico sumerio muestra doce planetas en nuestro Sistema Solar

Un ancestral sello cilíndrico sumerio muestra doce planetas en nuestro Sistema Solar
Un antiguo sello cilíndrico muestra doce planeta. Imagen: Alejandro Céspedes

Existe un antiguo sello cilíndrico sumerio, se cree que tiene alrededor de 4.500 años de antigüedad, que curiosamente parece representar a doce planetas dentro de nuestro Sistema Solar, uno de ellos supuestamente es Nibiru, el planeta escurridizo escondido en algún lugar en los bordes exteriores del Sistema Solar.

(más…)

Sigue leyendo
Anbuncio publicitario

Suscríbete al Boletín de Noticias

* campo requerido

Intuit Mailchimp

Anbuncio publicitario

TENDENCIA