Conéctate con nosotros
El misterio de Hiperbórea, la antigua civilización del Norte eliminada de la historia El misterio de Hiperbórea, la antigua civilización del Norte eliminada de la historia

INSÓLITO

El misterio de Hiperbórea, la antigua civilización del Norte eliminada de la historia

Hiperbórea: La mítica tierra del Norte

Al igual que Platón había citado la leyenda egipcia de la isla hundida de la Atlántida, el historiador griego Heródoto mencionó la leyenda egipcia del continente de Hiperbórea, en el extremo norte.

Cuando el hielo destruyó esta antigua tierra, sus habitantes emigraron al sur.

En 1679, el escritor sueco Olaf Rudbeck identificó a los protoatlantes con los hiperbóreos y situó a estos últimos en el Polo Norte.

Te puede gustar:

En la mitología griega, los hiperbóreos vivían «más allá del viento del Norte».

Los griegos creían que Boreas, el dios del Viento del Norte (uno de los Anemoi, o «Vientos») vivía en Tracia, por lo que Hiperbórea indica una región que se encontraba muy al norte de Tracia.

Según Heródoto, tres fuentes anteriores habían mencionado a los hiperbóreos, entre ellas Hesíodo y Homero.

La tierra de Hiperbórea

Esta tierra se describía como perfecta, con el sol brillando las 24 horas del día, lo que sugiere una ubicación dentro del Círculo Polar Ártico. Según el poeta griego clásico Píndaro,

«Nunca la Musa está ausente de sus caminos: las liras tañen y las flautas gritan y por todas partes los coros de doncellas se arremolinan. Ni la enfermedad ni la amarga vejez se mezclan en su sangre sagrada; lejos del trabajo y la batalla viven».

Junto con Thule, Hiperbórea era una de las varias «terrae incognitae» para griegos y romanos, donde Plinio, Píndaro y Heródoto, así como Virgilio y Cicerón, informaron de que la gente vivía hasta los mil años y disfrutaba de vidas de completa felicidad.

Mapa del Ártico por Gerardus Mercator. Primera impresión 1595, esta edición 1623.

Mapa del Ártico por Gerardus Mercator. Primera impresión 1595, esta edición 1623.

Crónicas antiguas sobre Hiperbórea

Hecateo de Abdera recopiló todas las historias sobre los hiperbóreos que circulaban en el siglo IV a. C. y publicó un extenso tratado sobre ellos, perdido para nosotros, pero del que tomó nota Diodoro Sículo:

«En las regiones más allá de la tierra de los celtas hay en el océano una isla no más pequeña que Sicilia. Esta isla, continúa el relato, está situada en el norte y está habitada por los hiperbóreos, que se llaman así porque su hogar está más allá del punto de donde sopla el viento del norte (Boreas); y la isla es a la vez fértil y productiva de todos los cultivos, y tiene un clima templado.»

Hecateo de Abdera también escribió que los hiperbóreos tenían un «templo circular» en su isla, y algunos estudiosos han intentado identificarlo con Stonehenge.

Tanto Ptolomeo como Marciano de Heraclea situaron Hiperbórea en el Mar del Norte, al que llamaron «Océano Hiperbóreo».

Además, se suponía que el sol sólo salía y se ponía una vez al año en Hiperbórea, lo que la situaba sobre el Círculo Polar Ártico o, más generalmente, en las regiones polares árticas.

Solo entre los doce dioses del olimpo, Apolo era venerado entre los hiperbóreos.

El antiguo escritor griego Teopompo, en su obra Philippica, afirmaba que una vez se planeó conquistar Hiperbórea por una gran raza de soldados de otra isla (algunos han afirmado que se trataba de la Atlántida).

Se dice que el plan fue abandonado porque los soldados invasores se dieron cuenta de que los hiperbóreos eran demasiado fuertes para ellos y los más bendecidos de los pueblos; esta insólita historia, que algunos creen que era un mito, fue conservada por Aeliano (Varia Historia).

La leyenda griega afirma que los boreos, descendientes de Boreas y de la ninfa de las nieves Chione (o Khione), fundaron la primera monarquía teocrática en Hiperbórea. Esta leyenda se conserva en los escritos de Aeliano:

«Este dios [Apolión] tiene como sacerdotes a los hijos de Boreas (Viento del Norte) y Chione (Nieve), de seis codos de altura [unos 3 metros]».

Se cree que los hiperbóreos descendían de gigantes

Así pues, se creía que los Boreades eran reyes gigantes, de unos 3 metros de altura, que gobernaban Hiperbórea.

Aelius Herodianus escribió en el siglo III que los míticos Arimaspi eran idénticos a los hiperbóreos en apariencia física (De Prosodia Catholica, 1. 114) y Stephanus de Bizancio escribió lo mismo en el siglo VI (Ethnica, 118. 16). El antiguo poeta Calímaco describió a los arimaspios como pelirrojos.

Los europeos del norte (escandinavos), al enfrentarse a la cultura clásica grecorromana del Mediterráneo, se identificaron con los hiperbóreos, descuidando a menudo el aspecto antiguo y tradicional de una tierra perpetuamente soleada MÁS ALLÁ del norte.

El Dios Humeante – Viaje a la Tierra Hueca, es la historia de un noruego, Olaf Jansen, y su padre, y su viaje en velero al interior de la Tierra, a través de los glaciares de la región polar norte.

Olaf Jansen nació en 1811 y tenía diecinueve años cuando emprendió aquel fatídico viaje de pesca con su padre entre abril y junio de 1829. Tras llegar a la Tierra de Francisco José desde Estocolmo, ambos decidieron aventurarse aún más al norte, donde creían encontrar la tierra de los «Elegidos».

Tras escapar de una feroz tormenta y de peligrosos icebergs, navegaron sin contratiempos durante once días, siempre en lo que parecía ser una dirección norte.

Pocos días después llegaron a las orillas de un caudaloso río que les condujo tierra adentro durante otros diez días, hasta aproximadamente el primero de septiembre. Anclaron en una playa de arena y fueron recibidos por seis hombres gigantes que se hicieron amigos suyos.

Según el padre de Olaf, el pueblo tenía grandes y hermosas casas adornadas con oro, un metal muy común allí. La principal ocupación era la agricultura y tenían viñedos y cultivaban cereales.

Las verduras y las frutas eran exuberantes, enormes y exquisitamente deliciosas. Los árboles, los bosques y los animales también eran enormes y el aire vigorizante.

John G. Bennett escribió un trabajo de investigación titulado «El origen hiperbóreo de la cultura indoeuropea» en el que afirmaba que la patria indoeuropea estaba en el extremo norte, que él consideraba la Hiperbórea de la antigüedad clásica.

Esta idea fue propuesta anteriormente por Bal Gangadhar Tilak (a quien Bennett atribuye el mérito) en su obra The Arctic Home in the Vedas (1903), así como por el etnólogo austrohúngaro Karl Penka (Origins of the Aryans, 1883).

H. P. Blavatsky, René Guénon y Julius Evola compartían la creencia en los orígenes hiperbóreos y polares de la Humanidad y en una posterior solidificación y involución.

Representación de Hiperbórea, la mítica tierra del norte

Representación de Hiperbórea, la mítica tierra del norte

Hiperbórea el centro polar de la civilización

Hiperbórea fue el centro polar de la civilización y la espiritualidad de la Edad de Oro; la humanidad no surge del mono, sino que involuciona progresivamente hacia la condición simiesca a medida que se aleja física y espiritualmente de su patria nórdica.

Robert Charroux relacionó por primera vez a los hiperbóreos con una antigua raza de astronautas «supuestamente muy grandes y de piel muy blanca» que habían elegido «la zona menos cálida de la Tierra porque se correspondía más con su propio clima en su planeta natal».

Platón escribió:

«Sólo recuerdas un diluvio, aunque ha habido muchos… Tú y tus conciudadanos descendéis de los pocos supervivientes que quedaron, pero no sabéis nada de él porque muchas generaciones posteriores no dejaron constancia por escrito.

El cambio en la salida y puesta del sol y de los demás cuerpos celestes, cómo en aquellos tiempos se ponían en el barrio por donde ahora salen, y salían por donde ahora se ponen…

De todos los cambios que tienen lugar en los cielos, esta inversión es la mayor y más completa… Hay en ese momento una gran destrucción de animales en general, y sólo sobrevive una pequeña parte de la raza humana».
– Critias de Platón 360 a. C.

¿Te gustó este artículo? Síguenos en nuestra página de Facebook: Planeta Maldek para que no te pierdas ningún contenido. Además, puedes visitar nuestra portada y acceder a todos los artículos. Además puedes seguirnos en Telegram para recibir al instante la información que aquí publicamos. ¡Gracias por unirte!

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSÓLITO

Una civilización avanzada viviendo en las profundidades del océano. Encuentro cercano en Alaska

Una civilización avanzada viviendo en las profundidades del océano. Encuentro cercano en Alaska
El misterio de los humanoides subacuáticos. Imagen: Discord

Los océanos ocupan casi el 70% de la superficie terrestre y llegan a profundidades de hasta 11 km (hasta donde sabemos). Eso es espacio suficiente y hasta se sobra para que existan civilizaciones ocultas, que llaman criptoterrestres, coexistiendo en estos lugares ocultos del planeta. Un caso muy extraño ocurrido en Alaska parece delatar esto.

(más…)

Sigue leyendo

INSÓLITO

Científicos descubren la mayor evidencia de tecnología extraterrestre y megaestructuras espaciales

Científicos descubren la mayor evidencia de tecnología extraterrestre y megaestructuras espaciales
Se han hallado evidencias de tecnología extraterrestre

Durante más de medio siglo, los científicos se han preguntado si la búsqueda de tecnofirmas como las esferas de Dyson de civilizaciones extraterrestres superavanzadas podría ayudarnos a descubrir vida inteligente en otros lugares del universo. Ahora, dos nuevos estudios analizan datos de satélites de observación estelar para desarrollar un marco que permita eliminar falsos positivos o posibles explicaciones naturales en esa búsqueda. Cada estudio ha hallado pruebas de que un puñado de estrellas de entre los millones observados contienen un exceso de radiación compatible con posibles esferas de Dyson y que no puede explicarse inmediatamente como un fenómeno natural.

(más…)

Sigue leyendo

INSÓLITO

Puertas estelares y civilizaciones antiguas. ¿Podrían abrir portales a mundos distantes?

Puertas estelares y civilizaciones antiguas. ¿Podrían abrir portales a mundos distantes?
Portales estelares en el mundo antiguo.

¿Por qué todas las culturas antiguas hablan de puertas estelares? ¿Podían abrir portales que los condujeran a mundos distantes o a otras dimensiones?

(más…)

Sigue leyendo
Anbuncio publicitario

Suscríbete al Boletín de Noticias

* campo requerido

Intuit Mailchimp

Anbuncio publicitario

Maldekianos online:

TENDENCIA