Conéctate con nosotros
Alejandro Magno y los "escudos voladores de plata que escupían fuego" que siguieron a su ejército Alejandro Magno y los "escudos voladores de plata que escupían fuego" que siguieron a su ejército

INSÓLITO

Alejandro Magno y los «escudos voladores de plata que escupían fuego» que siguieron a su ejército

El encuentro OVNI de Alejandro Magno

Hace más de dos mil años, Alejandro Magno creó uno de los imperios más grandes de la historia, que se extendía desde Grecia hasta el noroeste de la India, y se ganó la reputación de militar invencible y uno de los líderes militares más grandes y exitosos de la historia.

¿Fue el ejército de Alejandro Magno perseguido por OVNIs?

Hay muchas historias sobre las hazañas de Alejandro Magno y su ejército, pero algunas de las más extrañas son sobre cómo un grupo de OVNIs persiguieron al ejército macedonio.

¿Fue el ejército de Alejandro Magno perseguido por OVNIs?

Dado que en aquella lejana antigüedad sólo aves como las águilas o los buitres podían ser los mayores objetos voladores del cielo, esta historia resulta muy curiosa.

La primera noticia de que algo inusual perseguía al ejército macedonio desde el cielo se remonta al año 329 a. C.. Por aquel entonces, su ejército avanzaba sobre una ciudad enemiga en Asia Central y formaba una enorme procesión de personas, caballos y elefantes.

Escudos de plata que escupían fuego

Según la historia, cuando intentaban cruzar el río Jaksart, hoy conocido como Syr Darya (que pasa por Uzbekistán, Tayikistán y Kazajstán), por la noche fueron atacados desde el cielo por dos «grandes escudos de plata que escupían fuego«.

Estos «escudos» asustaron tanto a los soldados y a los animales que aplazaron la travesía hasta el día siguiente.

Es difícil decir si esto es cierto o una historia tardía, ya que el primer recuerdo conocido de esto no apareció hasta el siglo XX, en un libro sobre la historia de Macedonia del historiador Alexander Donskoy de Yugoslavia. Allí se fijó en ella el entonces popular ufólogo estadounidense Frank Edwards, que más tarde la publicó en su libro Stranger Than Science (Más extraño que la ciencia), desde donde se dispersó en muchos otros libros.

Edwards estaba seguro de que la historia era cierta:

«Alejandro Magno mencionó dos extraños objetos que se abalanzaron repetidamente sobre su ejército, hasta que los elefantes de guerra, hombres y caballos entraron en pánico y se negaron a cruzar el río donde tuvo lugar el incidente. ¿Qué aspecto tenían? Su historiador los describe como grandes escudos plateados brillantes, que escupían fuego por los bordes. Eran las «entidades» que venían del cielo y luego regresaban al cielo».

En cuanto al escepticismo, otro historiador Spencer McDaniel escribió al respecto de esta manera:

«Edwards no cita ninguna fuente para ninguna de estas afirmaciones, y es poco probable que alguna vez la tuviera. Su afirmación de que el ejército de Alejandro supuestamente vio ‘grandes escudos plateados brillantes’ en el cielo no se parece ni remotamente a ninguna afirmación en ninguna fuente antigua superviviente sobre Alejandro Magno».

Es probable que esta afirmación sea completamente inventada. Las fuentes antiguas sobre las campañas de Alejandro sí mencionan algún tipo de «escudos plateados», pero no en el contexto de nada que pudiera interpretarse razonablemente como algo relacionado con OVNIs.

Alejandro Magno y los "escudos voladores de plata que escupían fuego" que siguieron a su ejército

En cuanto a otro caso en el que los OVNIs perseguían al ejército macedonio, el ufólogo italiano Alberto Fenoglio descubrió en algún lugar la siguiente historia, que supuestamente tuvo lugar en el año 332 a. C., en pleno asedio de Tiro por Alejandro Magno, durante su campaña contra los persas.

«La fortaleza no se rindió, sus murallas tenían quince metros de altura y estaban tan sólidamente construidas que ninguna máquina de asedio podía dañarla. Los tirios destruyeron a los mayores técnicos y constructores de máquinas de guerra de la época, e interceptaron en el aire las flechas incendiarias y los proyectiles que las catapultas lanzaban contra la ciudad.

Un día, estos ‘escudos voladores’, como se les llamaba, aparecieron de repente sobre el campamento macedonio, volando en formación triangular, liderados por un escudo extremadamente grande, el resto eran casi de la mitad de su tamaño. Había cinco en total.

Un cronista desconocido los describió volando lentamente en círculos sobre Tiro, mientras miles de guerreros de ambos bandos los observaban asombrados. De repente, del «escudo» más grande estalló un relámpago que golpeó las murallas y éstas se derrumbaron. Siguieron más relámpagos y las murallas y torres se derrumbaron como si hubieran sido construidas de barro, dejando el camino libre a los sitiadores que se lanzaron en avalancha por los huecos.

Los «escudos voladores» se cernieron sobre la ciudad hasta que fue completamente tomada por asalto, y entonces desaparecieron muy rápidamente en el aire, perdiéndose pronto en el cielo azul.

Así pues, la primera historia cuenta cómo un ovni atacó al ejército macedonio, impidiéndole el paso, pero los «escudos» de la segunda historia, por el contrario, ayudaron a los macedonios a vencer. ¿Hay alguna lógica particular aquí?»

Los críticos tampoco consideran este caso especialmente fiable. El mismo Spencer McDaniel escribió sobre él de esta manera:

«El único texto antiguo que se parece siquiera remotamente a lo que describe Fenoglio se encuentra en la Historia de Alejandro Magno» de Quinto Curcio Rufo 4.3.25-26. Curcio escribe: «En efecto, [los tirios] calentaban escudos de bronce con grandes cantidades de fuego, que al estar llenos de arena caliente y barro hirviendo, eran arrojados de repente desde las murallas de la ciudad. Y ninguna plaga era más temida que ésta; porque cuando la arena al rojo vivo penetraba entre la armadura y el cuerpo, el hombre no podía sacudirla con ninguna fuerza, y todo lo que tocaba se quemaba. Y [los soldados] habiendo arrojado sus armas y hecho pedazos todo lo que podía protegerlos, quedaban vulnerables a las heridas, incapaces de tomar represalias».

Creo que este pasaje se refiere técnicamente a los escudos voladores durante el asedio de Tiro, pero los escudos son reales, escudos literales hechos de bronce, y sólo «vuelan» porque los tirios los lanzan a los soldados de Alejandro desde las murallas de la ciudad. Este pasaje habla claramente de guerra de asedio defensiva y no de ovnis en ningún sentido.

Puede que Fenoglio leyera la afirmación de Edwards de que Alejandro vio «grandes escudos argentos brillantes», puede que fuera en busca de la fuente y encontrara alguna versión del pasaje de Curtius que describe a los tirios arrojando sus escudos durante el asedio de Tiro. Entonces, tal vez malinterpretó gravemente este pasaje para convertirlo en una referencia a los ovnis.

Sospecho, sin embargo, que lo más probable es que Fenoglio nunca leyera ninguna de las obras de Curcio, y que simplemente se inventara toda la historia de Alejandro viendo escudos voladores durante el asedio de Tiro únicamente como adorno de la historia anterior de Edwards, y que su descripción sólo tuviera un vago parecido con algo que Curcio estuviera describiendo realmente.»

¿Te gustó este artículo? Síguenos en nuestra página de Facebook: Planeta Maldek para que no te pierdas ningún contenido. También puedes seguirnos en Telegram. Además puedes suscribirte aquí al Boletín de Noticias.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSÓLITO

En el pasado, una «raza alienígena de gigantes» vivía en Marte, reveló un visor remoto

En el pasado, una "raza alienígena de gigantes" vivía en Marte, reveló un visor remoto
Misterios del antiguo Marte.

Luego de 51 años del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima (Japón), el director de la agencia espacial estadounidense anunció a los medios de comunicación el descubrimiento de vida en Marte.

(más…)

Sigue leyendo

INSÓLITO

El misterio de la Esfera de Betz: un extraño artefacto metálico cayó del cielo

El misterio de la Esfera de Betz: un extraño artefacto metálico cayó del cielo
La Esfera de Betz, un misterio no resuelto.

Décadas atrás un misterioso artefacto esférico de metal cayó del cielo y fue encontrado por unas personas que lo llevaron a casa. Desde ese momento empezaron a experimentar extraños fenómenos. Ellos estaban convencidos de que eran causados por la esfera.

(más…)

Sigue leyendo

INSÓLITO

Misteriosa figura humanoide gigante filmada durante un incendio forestal en Chile

Misteriosa figura humanoide gigante filmada durante un incendio forestal en Chile
El misterio de una figura gigante en medio de un incendio forestal en Chile. Imagen: Youtube

Imagínese ver un reportaje en directo sobre un devastador incendio forestal y ver de repente una figura gigante emerger de entre las llamas. Eso es lo que les ocurrió a algunos telespectadores chilenos a principios de mes, cuando presenciaron una espeluznante escena durante un noticiario sobre el infierno que asolaba la ciudad de Valparaíso.

(más…)

Sigue leyendo
Anbuncio publicitario

Suscríbete al Boletín de Noticias

* campo requerido

Intuit Mailchimp

Anbuncio publicitario

TENDENCIA